Posted in Herramientas
1/05 2011

TypeFaster, ¡mecanografiad, mecanografiad malditos!

Como todavía quedan algunos detalles por pulir en el blog, y sin hacer mucho ruido, me estreno con una pequeña y discreta entrada sobre un programa fantástico que uso desde hace unos días: TypeFaster.

Se trata de un pequeño programa gratuito de mecanografía para Windows que, si no recuerdo mal, se recomendó a través de la lista de distribución de aptic. Sin pensarlo dos veces lo descargué ya que nunca he seguido ningún tipo de curso de mecanografía. Y siendo uno traductor es más que evidente su utilidad… Así que tras instalarlo y configurarlo en un par de minutos me encontré ante un programa de diseño bastante feo, pero, carai, ¡adelante!

El programa muestra en pantalla una reproducción del teclado así como una serie de letras que hay ir tecleando en orden. La gracia es que indica con qué dedo debes teclear cada letra, aspecto clave para alcanzar con práctica un número alto de pulsaciones por minuto.

captura de pantalla de TypeFaster

A partir de la práctica de las letras “f” y “j” de la primera, se suceden lecciones con letras y palabras cada vez más complicadas. Una vez completada la lección, la aplicación muestra un cuadro con la velocidad de pulsaciones, el porcentaje de error y un porcentaje de error real (que tiene en cuenta las letras que se han corregido). Se puede saltar de lección en lección en cualquier momento aunque la ayuda del programa recomienda no avanzar hasta que no se haya practicado unas cuantas veces el ejercicio y no se alcance una velocidad buena. Como referencia, en trabajos de subtitulación en directo se pide una velocidad de 300 pulsaciones por minuto.

Los resultados tras completar las primeras lecciones son sorprendentes. Al principio da la impresión de que al teclear con los dedos correctos vas un poco lento. Pero en realidad, al no desplazar las manos, ganas en velocidad (y sin tener que ir mirando el teclado). Eso sí, para que sea realmente efectivo, requiere bastante práctica diaria. Resulta un poco confuso cuando empiezas con el programa ya que si estás en medio de una traducción, no sabes si teclear comme il faut y perder algo de tiempo o seguir con los malos hábitos del pasado.

Página web: TypeFaster Typing Tutor versión en español versión accesible (¡ole!)

Y para acabar el post, un pequeño disclaimer de pura vergüenza maquera de un servidor: como estaba con un portátil con Windows al descargar el programa, no me plantée si había opciones para Mac. Y por supuesto que las hay. En esta página se recogen un montón para Mac, Windows y Linux.

 

This Post tags: ,

 

USER COMMENTS

Track comments via RSS 2.0 feed. Feel free to post the comment, or trackback from your web site.

  1. 25/05 2011

    Suelo dejar las entradas que requieren una acción por mi parte para el final en el Google Reader, de ahí que haya tardado tanto en escribir.

    He probado el programa. En la lección 2 (solo cuatro teclas), a duras penas llego a 150 pulsaciones por minuto con un 95% de aciertos reales. Luego me ha dado por probar el poema 1 (todas las teclas), pero sin poner los dedos donde tocan (usando básicamente dos dedos) y a la primera he sacado 320 pulsaciones por minuto con un 95% de aciertos reales.

    Conclusión: la mecanografía tradicional, esa de poner los deditos aquí y moverlos allí, no sirve de mucho. Al menos no a mí, que llevo muchos años tecleando como me place. Supongo que si aprendes a mecanografiar antes de a usar un ordenador sí que servirá de algo, pero yo diría que hoy día nadie sigue ese orden.

    [Reply]

    Lluís Reply:

    Jordi, gràcies per comentar!!! Y perdona por no responder antes. He estado unos días out de picos pardos por el Primavera Sound y ya se sabe 😛
    Entiendo lo que dices. De hecho, a mi me pasaba igual, en las primeras lecciones, con la coña de poner los dedos donde toca, iba de un lento que no veas. Así en plan autodisciplina ninja con bigote, me impuse no saltar de lección hasta llegar al menos a las 200 pulsaciones por minuto. Y la verdad, a medida que vas avanzando y aprendiendo posiciones de más dedos, vas más deprisa. Ahora estoy por la 13 y me falta alguna que otra tecla, pero amos, ya voy por las 250 pulsaciones y creo que no está mal. A ver si acabo pronto.
    Lo que no me gusta mucho o que al menos me resulta incomodo es la “cohabitación” entre las lecciones del programa, en las que me curro las posiciones de los dedos, y el trabajo real diario, donde para ir más deprisa sigo con la colocación incorrecta (aunque ya he cambiado casi sin darme cuenta algunas costumbres). Total, que creo que si perseveras y acabas aprendiendo todas las teclas, todo eso que has ganado. Se nota de la diferencia de escribir con 4, 5 o todos los dedos.
    ¡Un saludo!

    [Reply]